Río de Janeiro homenajea a los 12 niños asesinados con flores, velas y cruces