Robert Sweet a sus 95 años sale del despacho de juez a la pista de hielo