Gran susto para la estrella de un espectáculo de cocodrilos de solo 10 años