Rodés celebra que el tratamiento contra la hepatitis C se vincule a criterios médicos y no políticos