La mujer de Rojales fue asesinada solo horas después de llegar a España para pasar unas vacaciones