Ronda empieza a calcular los daños por las terribles lluvias que inundaron la localidad