Ceremonia sencilla en la despedida de Rosalía Mera