La rápida actuación de la policía evita que un hombre se calcine en su coche