Rubalcaba alerta de un mayor riesgo de incendios por el calor veraniego y las lluvias de la primavera