Rubén Castro afronta un juicio por malos tratos en el que le piden ocho años de cárcel