Ramón Arroyo: "Con esclerosis, rendirse no es una opción"