El drama de una mujer que acabó en silla de ruedas por comer mucho queso