La actriz Samantha Barks se 'ahoga' para ponerse en el lugar de los peces y oponese al consumo animal