El Samur atiende finalmente a cuatro personas en Atocha, todas ellas con crisis de ansiedad