San Fermín recorre el corazón de la Pamplona vieja