Sánchez e Iceta hacen hincapié en reformar la Constitución frente a rupturistas