Un caótico encierro lleno de emoción en el segundo día de Sanfermines