Sanidad está en contacto con las CCAA para solventar posibles problemas en la atención de pacientes desplazados