Cada año fallecen más de 5.000 menores de 19 años por ahogamiento en Europa