Sanidad alerta de unas prótesis mamarias con posible riesgo de rotura o inflamación