La basílica del Santo Sepulcro alberga el rito del Fuego Sagrado en el Sábado de Gloria