Sara Morales, dos años y medio sin ella