‘Satanás’, el asesino con cuernos y un 666 tatuado en la frente