Sebastián considera "prematuro y precipitado" calcular pérdidas por la huelga