Sellada la fuga que vertía agua radiactiva al mar desde Fukushima