La Semana Santa de Zamora llega a su cumbre con la procesión de Jesús Yacente y Miserere