El Senado nombra con tres años de retraso los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional