Seseña espera la extinción del fuego mientras se investigan las causas