Sigue aumentando el número de muertos por las lluvias en Río de Janeiro