Sigue detenido el marido de la mujer rociada con ácido