El Sindicato de Maquinistas considera una "sorpresa" la "rápida detención"