Sindicatos policiales y asociaciones de Guardia Civil en pie de guerra por la equiparación