La Laguna solo rompe su silencio por las cadenas