Solo una de cada tres personas conoce los síntomas de la diabetes