Una profesora deja su trabajo para ‘cazar pokémons’ a tiempo completo