Stefanie, la primera sonrisa de la chica condenada a la tristeza