Steinman fue sometido hasta a su muerte a una inmunoterapia basada en sus propios descubrimientos