Una mujer sueca acusada de necrofilia con restos óseos