Los turistas llenan playas y terrazas en la costa