Daganzo de Arriba y Talamanca de Jarama quieren recuperar su vínculo con el cine