Tania Sánchez se asoma al papel cuché para hablar de su lado más humano