Tras 17 años, un médico descubre que sus problemas los causaba un tumor cerebral