El que fuera máximo jefe de la lucha antiterrorista declara por espiar a su ex mujer