Teo empieza su nueva vida con 100 kilos menos y en plena lucha contra la obesidad mórbida: "Estoy muy feliz"