Teresa ha dado un bajón anímico tras permanecer aislada