El contagio de Teresa obliga a Sanidad a endurecer los protocolos contra el ébola