Teresa: “Es como una flor que se seca y necesita tiempo para recuperarse”