Teresa Romero y su marido contratan a un abogado como nuevo portavoz de la familia