Tirando de una cuerda mueven a pulso un Boeing 757 por una buena causa