Los trabajadores de Spanair se sienten desamparados